Código ético o de buen gobierno

El Código del Buen Gobierno Local recoge una serie de principios y el diseño de instrumentos de gobierno, que contribuyen a consolidar pautas de comportamiento de los representantes locales en aras a configurar una ética pública común que evite la mala gestión, destierre posibles actuaciones corruptas, y por el contrario sirva para generalizar las buenas prácticas.

La Comisión Ejecutiva de la FEMP Código Ético aprobó, el 15 de junio de 2009, por unanimidad de todos los grupos políticos, el Código del Buen Gobierno Local. El acuerdo fue refrendado poco después por el Consejo Federal de la FEMP en su reunión ordinaria del segundo semestre de 2009, contando con la máxima representatividad.

El Ayuntamiento, como miembro de la FEMP, participó en la aprobación de este código ético